Cómo incentivar la innovación y el emprendimiento para la transformación digital en salud, aprovechando los avances

12 de Enero, 2018

Columna de opinión publicada en la edición Nº 31 de la revista Informática Médica.

Hoy nos encontramos en un momento en que los grandes hitos de inversión TI en salud pública, como la cuenta médica interoperable de FONASA y toda la tecnología que la posibilita, y la plataforma convergente de MINSAL estuvieron sustentadas por las acciones y productos de las mismas grandes empresas de siempre.

 

Por otro lado, aun cuando CORFO en el año 2015 creó su Programa Salud + Desarrollo con el objeto de promover un entorno abierto para la innovación y emprendimiento en salud y TI, son pocos los emprendedores que lograron hacer negocios con FONASA, MINSAL, los Servicios de Salud, Hospitales Públicos, Municipalidades o Corporaciones de Salud Municipal, al alero de este programa.

 

Sin embargo, para aprovechar los avances en términos de gobernanza, inversiones y estandarización que sí se han materializado, es momento de mirar los próximos dos años que nos separan del 2020, y de alcanzar la meta de una ficha clínica digital para el 80% de los usuarios del sistema público de salud, y plantearse al menos tres grandes objetivos:

 

1.     Cómo avanzar la continuidad del cuidado de los pacientes en un modelo de redes integradas de servicios de salud (RISS) y entre la salud pública y privada, mejorando la eficiencia del sistema y la calidad de los resultados.

2.     Cómo utilizar los datos disponibles para mejorar la gestión clínica y administrativa

3.     Cómo fomentar la materialización de un ecosistema de emprendimiento e innovación en salud con TI.

 

En esta oportunidad, plantearemos algunas opciones que podrían implementarse para alcanzar el tercer objetivo, dado que los otros dos han sido abordados con distintos niveles de profundidad, en ediciones anteriores. A riesgo de generalizar, los grandes problemas que enfrentan los emprendimientos con el sistema público de salud son:

 

 

Pensando en acciones relativamente simples de implementar, en la próxima administración de gobierno se podrían abordar las siguientes opciones:

 

               i.         Destinar parte de los recursos centralizados del presupuesto TI en Salud para inversión en pilotos e implementaciones de soluciones innovadoras generadas por emprendedores de alguno de los distintos programas de incubación del país. Ejemplos de este tipo de soluciones son:

 

a.     DART, que ya ha prestado servicios de detección automática de potencial retinopatía diabética.

b.    En el área de equipos y dispositivos, TrainFes y su tecnología de estimulación muscular en pacientes con lesión de médula espinal o secuelas de accidente cardiovascular permite mejorar los resultados de recuperación motriz.

c.     Por otro lado, Mejorándome entrega las funcionalidades de un registro clínico y una aplicación tipo botón de pánico para el tratamiento de las adicciones más comunes.

 

              ii.         Tomado la experiencia del Hospital Regional Grant Benavente, de Concepción, y el Servicio de Salud Metropolitano Oriente, se puede mejorar la experiencia de generación o hubs de innovación y colaboración en salud entre organismos públicos y privados, centros académicos, empresas y emprendedores para resolver problemas concretos de los pacientes, establecimientos y redes de salud, coordinados por los equipos de servicios de salud o de hospitales de alta complejidad de cada servicio.

 

             iii.         El Ministerio de Hacienda, a través de su Dirección de Compras y Contrataciones Públicas, podría generar un mecanismo de contratación de pilotajes y primeras compras de emprendimientos en salud que hayan sido beneficiarios de financiamiento Corfo u otra fuente aprobada por Corfo y que permita que las instituciones públicas de salud puedan comprar innovación a startups incubadas en Chile sin tener que recurrir a licitaciones, convenios marco o tratos directos. Paralelamente, se podría incluir en los compromisos de gestión de los Servicios de Salud la meta de pilotear y evaluar una innovación TI con una startup, según su realidad y necesidades de su entorno.

 

            iv.         Se puede aprovechar la creación de centros de innovación en salud y bioinformática al alero de universidades y consorcios de instituciones académicas para acercar a los emprendedores hacia la resolución de las necesidades reales de los organismos públicos de salud. Dos ejemplos de ello son:

 

a.     El Centro Nacional de Sistemas de Información en Salud –CENS- de las Universidades de Chile, de Valparaíso, de Talca, de Concepción y Católica.

b.    El Centro de Informática Biomédica –ci3- de la UDD y la Clínica Alemana.





Volver al blog

Artículos relacionados

El potencial de la teleconsulta médica para la población

28 de Diciembre, 2017

Las clínicas y los hospitales en Cuba gozan de gran prestigio en el campo de la salud y ofrecen servicios...

Leer más

Seguridad de la información y uso de datos

28 de Diciembre, 2017

¿Cómo abordar la seguridad de la información en salud sin limitar el valor que tiene el uso de los datos?Columna...

Leer más